mardi 22 août 2017

El relevo del embajador marroquí en España causó sorpresa en España

El relevo del embajador de Marruecos en España, Fadel Benyaich, fue motivo de sorpresa en medios diplomáticos españoles, informó este domingo El confidencial.

“En medios empresariales españoles también ha causado extrañeza el cese del embajador. Ha sido persona clave en la inversión hispana en el país africano, entre otras razones, por su cercanía al palacio real2, afirma el diario español.

Según esta misma fuente, “Fadel Benyaich también ha sido clave en la articulación de la nueva política migratoria entre Marruecos y España”.

El rey Mohammed VI siempre dio importancia al tema de España, expediente que Benayich llevaba cuando trabajaba en el gabinete real marroquí antes de ser designado embajador en Madrid.

En MNadrid, Fadel Benayich  fue relevado por su hermana Karima Benayich

dimanche 20 août 2017

Conoce al cubano que vaticinó el atentado terrorista de Barcelona

Fuente : América Te Ve, 19/08/2017

Eduardo Aguirre, quien fuera embajador de los EE.UU en España, es un cubanoamericano que en su momento reportó que “autoridades españolas y norteamericanas han identificado a Cataluña como un importante centro mediterráneo de actividad de radicales islamistas”.

Según el diplomático, nacido en Cuba y llegado a Estados Unidos a través de la operación Pedro Pan, “la alta inmigración, legal como ilegal, desde el norte de África (Marruecos, Túnez, Argelia), así como de Pakistán y Bangladesh hace de esta región un imán para reclutar terroristas”.

Aguirre puntualizaba que la inmensa mayoría de los islamistas en la región “son hombres solteros o sin compañía, y sin documentación legal (…) viven al margen de la sociedad española, no hablan el idioma, (y) suelen estar desempleados (…) estas circunstancias proveerían terreno fertil para el reclutamiento de terroristas (…) A la luz de actividades sospechosas recientes quedan pocas dudas de que la región autónoma de Cataluña se ha convertido en una base principal de operaciones para actividades terroristas”.

Los informes de Aguirre datan del 2007. Se trata de una apreciación de aquel momento que no perdió validez en los últimos diez años, como indica el diario barcelonés La Vanguardia: “En núcleos urbanos del entorno de Barcelona se desactivaron células que servían de puente para llevar a combatientes a zonas ya calientes entonces como Afganistán o Irak, a mediados de la primera década de este siglo”.

Mecanismos parecidos se reprodujeron en otros centros de población catalanes con el auge del Estado Islámico en el 2014. De nuevo, mecanismos de captación de soldados del califato para enviar a Irak o Siria, que fueron objeto de especial seguimiento, tanto o más como el monitorización de las llamadas “radicalizaciones exprés” protagonizadas por personas a través de internet.

Las operaciones para detener a captadores o miembros ya radicalizados de estos grupos se han sucedido en Catalunya con gran intensidad en estos últimos años.

Con información de La Vanguardia.

Fuente: yusnabypost.com